martes, 16 de noviembre de 2010

Paco Roca y su cómic “El invierno del dibujante”.


De la mano de la Editorial Astiberri aparece publicada en nuestro país la ultima obra de nuestro colega y Premio Nacional del Cómic Paco Roca. Se trata del libro “El invierno del dibujante”, dentro de la colección “Sillón orejero”, en Cartoné y con 128 paginas en color, a 16 euros y que aparecerá a la venta el próximo 3 de diciembre.

No me cabe la menor duda, aun habiendo leído tan solo el adelanto que ofrecía El País y sin animo de tratar de parecer un critico, que nos encontramos ante una de las mejores obras de este autor y probablemente de nuestro tebeo patrio. Paco se ha sumergido en los tristes años cincuenta de la dictadura y ha contado de forma magistral la vida y las miserias de los dibujantes de la mítica escuela Bruguera. Otra obra digna de ser candidata de nuevo al Premio Nacional de Cómic. Paco lo ha vuelto a hacer (algún día le preguntare de donde saca el tiempo, je), ha vuelto a emplearse a fondo en un tema complejo y lleno de matices, en un relato de nuestra historia reciente, con el riesgo que ello conlleva, y de la vida y hechos acontecidos a aquellos míticos dibujantes y personajes que conformaron los pilares de nuestra profesión y la infancia de todo un país.

Os adjunto a continuación un fragmento muy significativo de la nota de prensa:

Paco Roca investiga en El invierno del dibujante la salida de los autores estrella de la editorial Bruguera para fundar, en tiempos oscuros, una revista que les hiciera más libres

La vida en Bruguera con la dictadura de Franco como telón de fondo y la salida de sus dibujantes estrella para fundar Tío Vivo, una nueva revista que les permitiera conseguir mayores recursos, mantener el control creativo de sus personajes… –lograr una mayor libertad, en definitiva– como metáfora del régimen franquista, es el marco y la esencia de El invierno del dibujante, la nueva obra de Paco Roca, Premio Nacional del Cómic 2008 con Arrugas.

Y es que en la España de 1957 ser historietista era un oficio. No eran artistas, eran obreros de la viñeta. Cobraban a tanto por página –o por viñeta–, trabajaban a destajo, siguiendo unos patrones establecidos e inamovibles. Renunciaban a sus originales y a sus derechos de autor a cambio del dinero cobrado. Pero en ese 1957 ocurrió algo que quebró la monotonía y sembró la esperanza. Cinco extraordinarios historietistas, famosos por sus personajes, osaron rebelarse.

Tras año y medio de trabajo gráfico y de documentación, se podrá disfrutar además de una exposición con profusión de material complementario a las diversas fases de los dibujos de Roca que acogerá la Fnac Triangle de Barcelona, entre los días 1 de diciembre y 13 de enero de 2011.

1 comentario:

Juan Royo dijo...

que ganas de leerlo! Paco también estará en el Salón de Zaragoza! que lujo!