miércoles, 29 de abril de 2009

Miquel, un dibujante de cómics en la calle.

Por Josep de Haro
Bueno, se supone que ya no lo está. Di con su blog y su historia por casualidad, con esa grandeza de la que solo Internet es capaz. El no sabe que estoy hablando de él ahora mismo, que hablo de él a sus espaldas por cierto grado de pudor y de ética que aún me queda. Miquel es un dibujante nato, un ilustrador y pintor como la copa de un pino, Miquel es un hombre que estuvo tirado en la calle durante 15 años de su vida. Miquel ha sido un “homeless”, un sin techo, un dibujante en la indigencia que quiere volver a empezar.

En la descripción de la cabecera de su blog pone:
Me llamo Miquel Fuster. Soy profesional del cómic y pintor y he pasado 15 años de mi vida en la calle. Quiero volver a ganarme la vida pintando y espero que este blog me ayude a ello. Contacto: miquelfuster@yahoo.es
Cuando leí su historia me quedé impactado. Cuando vi sus pinturas pensé que era un autor que apuntaba maneras, que amaba el precioso color y la variada gama de cálidos pigmentos que con brocha fresca iba dando forma y expresividad a su arte. Pero cuando vi sus dibujos y sus cómics me quedé fascinado, su esforzada frescura, su dibujo vigoroso compuesto de lineas superpuestas y ágiles, sus composiciones o el diseño de sus paginas.
A miquel lo recibió Víctor Mora en la editorial Bruguera cuando apenas contaba con 16 años, un chaval cautivado por el cómic que aun estaba “verde” (según palabras del maestro Mora) pero al que se le permitió entrar a trabajar de aprendiz.

Al terminar mi jornada laboral en el almacén, que consistía en ordenar originales, fotolitos, pruebas de grabador, llevar paquetes a certificar a correos, etc., pasaba al estudio de los dibujantes, y allí empezé a aprender la profesión de historietista, que es como la llamabamos entonces. Pasaron por mis manos los originales y las planchas del Capitán Trueno, el Jabato, etc.
Yo naturalmente, entonces no podia ni siquiera imaginar lo que significaría el Capitán Trueno para la historia del cómic español. Pero si puedo decir que a pesar de mi inexperiencia e ignorancia, ya noté la gran fuerza que tenían las pinceladas de Ambrós.

Miquel interrumpió sus estudios de Bellas Artes a los 20 años, cuando se casó y tuvo a su hijo. Según sus palabras llegó a vivir muy bien, trabajaba de freelance dibujando historias románticas y cobrando cerca de 200.000 pesetas de la época, pero finalmente se separó de su mujer, su piso de Sants se incendió y termino deambulando por distintas pensiones hasta que dio con sus huesos en la calle.

Probablemente su historia no es tan diferente de otros muchos “sin techo” de este o de cualquier otro país, y muchas de estas historias representan el miedo que todos llevamos dentro. No obstante la historia de Miquel tiene dos detalles, que a mi juicio, la hacen diferente a otras muchas: El hecho de que sea precisamente un dibujante de cómics y la extraordinaria determinación de rehacer su vida.
A Miquel le han ayudado a montarse su propio blog, que podéis visitar y en donde podéis leer su historia. Ignoro si tiene editor para su proyecto de cómic, o si tiene planes de futuro, o si acudirá o tendrá dinero para la entrada en el Saló del cómic de Barcelona. Ignoro si esta al cabo de la calle de lo que se cuece en nuestra industria, y de lo jodidos que andamos todos buscando trabajo en otros países. No se nada de esto porque no le conozco personalmente ni he hablado nunca con él, pero de una cosa estoy seguro, de que su historia no me es ajena, de que es un poco la historia de todos nosotros.

5 comentarios:

miquelfuster dijo...

Hola Josep:
Muchisimas gracias por todo lo que dices respecto de mi trabajo y sobre todo por darme tantos ánimos para seguir adelante.
Puedo adelantarte que hay un editor interesado en publicarme el álbum de "Miquel, 15 años en la calle". Pero hasta que no tenga el contrato firmado y todo eso, no quiero de momento, hacerme ilusiones.
Si, como supones el Blog no lo llevo yo. Me lo ha montado mi amigo Juan Lemus de la fundación Arrels. Me gustaria mucho contactar contigo. (Si tienes un momento enviame un e-mail y te envio mi telefono.)
Perdona que no me extienda más pues es mi amigo Juan quien teclea esto y está muy cargado de trabajo.
¿Estas en Madrid?
En cuanto pueda haré una escapada a Madrid pues tengo muchísimas ganas de darle un abrazo a mi amigo Carlitos (Carlos Gimenez). Si lo deseas hablaremos pronto por teléfono.

Josep de Haro dijo...

Hola Miquel.
Gracias por dejar tu comentario. Lo cierto es que en principio creí que el pequeño articulo lo leería muy poca gente, y algunos de los que lo leyeran irían a tu blog y dejarían allí sus comentarios. Ahora me llegan noticias de que lo ha ido leyendo la gente, no se si te han llegado cosas a tu blog o a tu correo.

Me alegra de que tengas un editor interesado, aunque como comentas todas las precauciones son pocas. No sabia que conocieras a Carlos, que como sabrás es ahora el presidente de nuestra asociación, y aunque la Junta Directiva de la AACE esta ahora en Madrid (Estuvo primero en Valencia y luego en Barcelona) yo llevo el blog desde Valencia (soy voluntario, no formo parte de la Junta Directiva).

Te mando copia de este mensaje por correo privado junto con mis datos de contacto.

Un saludo.
Josep.

JOSE LANZON dijo...

Hola Miguel, te mando mi mas sincero animo y felicitaciones por el coraje que le esta poniendo a "eso" que llamamos luchar por la" vida" y que cada uno lo sobrelleva lo mejor que sabe, o puede; me uno a lo ya descrito por el amigo de Haro para que una vez dejado "atrás" el "impás" en el que te habìas hundido vuelvas a ser lo que tu deseas que no es otra cosa que retomar esa "madastrona" profesión de dibujante de historieta , que en muchos casos tanta ilusión como palos da.

Alguien dijo, quizás después de tomar mas de una copa: "el éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo". dibujar cómic es ir de viñeta en viñeta con la esperanza de que las imágenes que se plasman en el papel perduraran mas de un instante en contraposición con la medida que nos da las vivencias del paso del tiempo en el que cada segundo transcurrido se transforma en un pasado que, para bien o para mal ya nunca volverá; por el contrario "nuestro" dibujo queda como testimonio intemporal para poder recrear ese "instante" y revivirlo emocional o contemplativamente tantas veces como se desee. Nos gusta dibujar historietas por que queremos contar historias; y no se si dibujar a "kilos" sin escatimar horas y horas de duro "curro", a mas de uno, le supone ir de "fracaso en fracaso", o si es cuestión de "entusiasmo" seguir en la brecha de una profesión tan exigente como la nuestra..Lo que esta claro,.Amigo Miquel, y bienvenido de "vuelta "a este mundo" comiquero", es que somos un colectivo de soñadores incorregibles.

Que tú lo "dibujes" bien amigo,
Pep Lanzón

Juan Royo dijo...

Miguel es un gran dibujante y una grandísima persona. Yo me enorgullezco de considerarme su amigo. Le he comprado varios originales y os animo a que hagais lo mismo ya que son verdaderas obras de arte!!!

kraustex dijo...

Lo acabo de descubrir, y me parece un dibujante maravilloso, tratare de ponerme en contacto con él o con quien lleva su blog, por que me gustaría añadirlo a “historietistas españoles de la A a la Z”, no por sus 15 años en la calle, sino por que es un dibujante buenísimo.