viernes, 25 de abril de 2008

EL SALÓN DEL CÓMIC DE BARCELONA

Por J. M. Varona “Ché”
El Salón Internacional del Cómic de Barcelona –instalado en el Palau nº 8 de la Feria de Montjuït-, fue inaugurado el 17 del actual por una nutrida representación de autoridades de Cataluña, del Ministerio de Comercio, de empresas patrocinadoras y por otros que fueron recibidos y acompañados por Antoni Comas y Carles Santamaría, responsables de un Salón que cerró sus puertas el día 20 y que fue visitado por más de cien mil personas. Como en años anteriores, a muchos de nosotros -pertenecientes al mundo de los medios y/o al de la historieta-, para ser fieles a la cita anual, nos tocó trasladarnos a la Ciudad Condal.

Por mi parte, salí de Valencia el 16 acompañando al veterano maestro Alberto Marcet, el cual tenía entrevistas con varios editores a los que pensaba presentar un tebeo a color, en el que se relata la historia de un héroe nacional que vivió allá por los años 700 y que luchó contra los franceses.
Mientras Marcet repasaba sus cosas, yo me fui a entrevistar a otro veterano (un chaval de 86 años) llamado Alfonso Figueras, de alguna forma todavía en activo, ya que puso en el mercado de la mano de Astiberri no hace mucho, un álbum de 128 páginas dedicadas a uno de sus más conocidos personajes -creado en 1968 para la revista “Bravo”- el sin par Topolino. Con Figueras hablé largo y tendido, al tiempo que se lamentaba del hecho de que los editores no hayan puesto un mayor interés en sacar de nuevo más cosas suyas, magníficas, que todavía posee a miles.
El 17 y una vez en el Salón, Marcet lo dedicó a visitar diferentes editoriales –Panini, Ediciones de Ponent, Aleta Ediciones, Dolmen Editorial-, algunas de las cuales se interesaron por su trabajo

La presencia de de autores valencianos en el evento ha sido importante. Al Salón del Cómic acudieron Paco Roca, Victor Santos, Sergio Bleda, Jordi Bayarri, Sergio Córdoba, José Fonollosa, Juan Pedro Quilón, Salvador Larroca, Daniel Torres y el citado Alberto Marcet. También estuvieron presentes las editoriales valencianas Aleta Ediciones, Ediciones de Ponent e igualmente la Librería especializada Futurama, con sus responsables al frente: Paco Camarasa, Joseba Basalo, Nuria Vera y Manuel Molero. Los autores aprovecharon su presencia en el Salón para presentar y firmar ejemplares de sus últimos álbumes, entre ellos, “Arrugas”, “Los Reyes Elfos”, “El baile del vampiro”, “Entre Tinieblas”, “Freak in Love” y otros. También aprovecharon su estancia allí para establecer contacto con sus editores habituales –de España y de fuera- y con otros nuevos, con vistas a la puesta en marcha de nuevos acuerdos de trabajo.


Otras de las cosas por las que resulta interesante visitar el Salón –gentes de los medios de comunicación, profesionales, y público aficionado- es por la cantidad de autores que allí acuden, en especial invitados, a los que se pueden escuchar y contactar bien en los diferentes stands pertenecientes a las distintas editoriales (Planeta DeAgostini, Glénat, Panini-Marvel, El Jueves, Aleta, Astibirri, dePonent, Ediciones B, Dibbuks, Diavolo, Dólmen, La Cúpula, Sins Entido, Grifo, Medea, Dargaud, Vértigo y otras), en las ruedas de prensa organizadas por el gabinete de prensa –con la colaboración de Tomás Pardo y otros-, en la Sala de Conferencias y en el Salón de Actos, por los que pasaron Quino, Moebius, Tim Sale, Milo Manara, Gerard, Terry Moore, Carlos Gimenez, Max, Prado, Horacio Altuna, Pacheco, Yslaire, Francisco Ibáñez, Naschy, Golden, Trujillo, Carlös, Ferry, Pere Joan, Kap, Tripp, Roger Ibáñez, Calo, Bocquet, Peeters, Ciruelo, Gallardo, Font, Cifuentes, Laura, Martín, Pastor, Sonia Pulido, Bagge, Jock, Giardino, Liniers, Tripp, Navarro, Bernet, Gebbie, todos los de la revista El Jueves y todos los valencianos citados anteriormente y muchos más. En la presentación de uno de los últimos álbumes de Carlos Giménez estuvo presente el antiguo ministro de justicia –también dibujante- Juan Fernando López Aguilar.

Para los profesionales del tebeo, fue especialmente importante la presencia –invitados por los organizadores-, de los editores extranjeros: Dargaud, Les Humanoïdes Asociés, Marvel Comics, Vertigo y WildStorm, con los que tuvieron 341 encuentros de trabajo en total. El Salón fue complementado con las presentaciones de últimas novedades entre otras, firmas de autores, mesas redondas, talleres de cómic, exposiciones y otros actos. En el Certamen participaron más de 150 expositores.
En esta edición del Salón, la comunidad española invitada fue la de Islas Baleares, que al igual que hizo el pasado año la Comunidad Valenciana, instaló su exposición y un pabellón dentro del recinto, en donde pudieron presentar a sus autores y su obra. Galicia será la nueva invitada del próximo Salón -el 27-.

Igualmente tuvimos oportunidad de visitar otras exposiciones, como fueron las dedicadas a Miguelanxo Prado centrado en su vinculación con los dibujos animados, al cómic Bardin, el superrealista de Max, a Teteras y dragones: un paseo por el mundo de David Rubin, al fanzine Barsowia y a los nuevos valores de la historieta gallega, a las obras ganadoras de los premios Creacomic para autores jóvenes convocados por la Obra Social de la CAM, a las reproducciones del Certamen Creación Injuve 2007, a las historias ganadoras del concurso de cómic ciudad de Cornellá, a los Blasillos de Forges, a las páginas originales del proyecto para potenciar la historieta -sobre leyendas- de la Junta de Castilla y León, a la interesante colección de viñetas censuradas en los últimos tiempos, y en especial en la época del antiguo régimen, a las historietas sobre el drácula de Luis Scafati, también a la destinada a los dibujos de Michael Golden, a la consagrada a los simpáticos 50 años de vida de Mortadelo y Filemón de Paco Ibañez, a la dedicada a las ilustraciones originales -en colaboración con el canal Sci Fi- que realizó el gran dibujante Tim Sale para la popular serie de televisión “Héroes”, a la asignada a la compañía de maquillaje y efectos especiales DDT –responsable de Hellboy y Doom entre otros-, ganadora de un Oscar por el maquillaje de “El Laberinto del Fauno” y de un Goya por “El Orfanato”, a la dedicada a los cómics de Massagran y su perro Pum -un personaje de la literatura juvenil catalana- dibujados por Josep María Madorell, a la destinada a las páginas de cómic sobre la relación de Milo Manara con el director de cine Federico Fellini, a la titulada “No Pasarán” con ilustraciones de Vittorio Giardino sobre los últimos meses de la Guerra Civil Española, y por último, a la exposición –el cómic llevado a las Galerías de Arte- instalada fuera del recinto de Salón (en la Galería Saavedra) pero vinculado a él, con obras de Tim Sale, Salvador Larroca, Pascual Ferry y Carlos Pacheco. Esta muestra permanecerá abierta hasta el 27 del actual.


En la noche del 18 y en el Hotel Catalonia tuvo lugar la tradicional entrega de premios que recayeron en el dibujante Gipi (Gian Alfonso Pacinotti) por su álbun S. de GIPI considerado mejor obra extranjera. El premio al autor revelación fue para Carlos Areces (Carlös) autor del cuaderno “Ocurrió cerca de tu casa”. El del mejor dibujo recayó en Roger Ibáñez por “Jazz Maynard”. El Manglar –sucesora de “Nosotros somos los muertos”- fue considerada la mejor revista y el premio al mejor fanzine lo fue para “Fanzine enfermo”. El premio a la divulgación de la historieta se le concedió a Manuel Darias por su labor en beneficio del tebeo, en especial, a través de El Diario de Avisos y Fandecomix (el valenciano Alvaro Pons se quedó en puertas) y el gran premio del Salón a la trayectoria profesional, fue a parar a manos del autor del cartel de la presente edición del Salón, el dibujante Pascual Ferry. El valenciano Paco Roca consiguió ser premiado por partida doble –premios a la mejor obra y premio al mejor guión-, por su obra “Arrugas”. La mayor parte de los premios fueron aplicados a obras publicadas en el año 2007. También se adjudicaron diversos diplomas, en especial a autores extranjeros, entre ellos Moebius.

Carles Santamaría director del Salón declaró que “el Certamen –en la presente edición-, se ha destacado en mostrar el interés del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, con otros campos creativos como es el caso del cine”.
La Asociación de Ilustradores APIC y la AACE (Asociación de Autores de Cómic de España) estuvieron representados con stand propio.

1 comentario:

Juan Royo dijo...

grab crónica ¡enhorabuena!