viernes, 3 de julio de 2015

Un siglo de tebeos

El 2 de marzo de 2013 se inauguró en la Biblioteca Valenciana de San Miguel de los Reyes una exposición que llevaba por título “Un siglo de tebeos” (retrospectiva de la historieta en la Comunidad Valenciana; periodo 1913-2013), en la que se homenajeó a Miguel Quesada, José Ortiz, Enrique Cerdán, Arturo Rojas de la Cámara. César Álvarez “Zésar”, Alberto Marcet, José Lanzón y Emil Frejo. A posteriori se estrenó otra versión el 25 de febrero de 2014 en el Centro Cultural El Carmen, que sirvió para homenajear a Rafael Boluda, Manuel Benet y Antonio Segura. El esfuerzo dejó un poso y el material suficiente para que unos cuantos, liderados por Mac Diego, se lanzaran a la aventura de la puesta a punto de un libro que con el título “Un Siglo de Tebeos”, fue presentado el 29 de mayo último en el Mercado de la Tapineria con motivo de la inauguración de las IV Jornadas del Cómic de Valencia. La presentación estuvo a cargo de Marta Alonso en nombre de la Generalidad Valenciana, de Ricardo Engrá y Pedro Porcel, en su calidad de coautor, que representaron a la Asociación Valenciana de Cómic (Asovalcón) organizadora de las citadas Jornadas. En fecha más reciente, la obra también se presentó en “Futurama”.

El libro recoge paso a paso la realidad de una industria que pasado el tiempo convirtió a Valencia, en especial gracias a las Editoriales Valenciana y Maga, en uno de los pilares de lo que fue en España la época dorada de la historieta. Luego, de acuerdo con la cronología trazada, la obra nos habla de otros periodos por los que pasó el tebeo valenciano hasta llegar a nuestros días.

Al repasar el libro (con cubiertas de Paco Roca), en el preámbulo,  nos encontramos en primer lugar con los testimonios de María José Catalá y Marta Alonso vinculadas a la Biblioteca Valenciana (editora de la obra) a través de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Generalitat, seguidos de los escritos de Gonzalo Torres, Álvaro Pons, Pedro Porcel, Ismael Quintanilla y Mac Diego. Después es Ricardo Guillamón quien nos habla de los orígenes del tebeo (siglo XIX hasta 1912) para continuar con el periodo de 1913 hasta 1930 que él titula “De la ilustración a la historieta”.y del periodo 1931-1939 que corresponde al de ”La República y la Guerra Civil”. A continuación Gonzalo Torres es quien trata de “La edad de oro del cuaderno: La Escuela Valenciana” 1940-1964, para seguir con “El exilio” que él sitúa  entre 1965 y 1975. Carlos Ciurana comenta lo que fue “La Nueva Escuela Valenciana” que ubica en el periodo 1976-1990; luego continúa con la época que va de 1991 a 1999 que pertenece a “La crisis de los noventa”. Al final es Ricardo Engrá el que se atreve con la última parte: “El Siglo XXI” que considera el periodo del año 2000 hasta nuestros días.

En todas esas páginas encontramos información amplia de unos primeros pasos que se asociaron a los “aucas” y a los “coloquios” de ciegos, acompañados de otros que tratan de las primeras publicaciones que buscaban entretener, seguidas de otras dedicadas especialmente a los niños como fueron ªPerragorda”, “Meñique”, “Niños” y “Los Chicos”. “La edad de oro” contempla el trabajo de autores como los hermanos Gago, Vañó, Quesada, José y Leopoldo Ortiz, Bermejo, José Sanchis, Juan Carbó; José Lanzón, Karpa, Emilio y Celedonio Frejo, Rojas de la Cámara, Marcet, Macias, Ambrós, Ramos, Liceras, Serafín, Palop, Segrelles, Soriano Izquierdo, Alamar, Edgar y otros muchos que nos deleitaron con sus dibujos.”El exilio” nos habla de un periodo en el cual, con la valiosa ayuda de agencias como Bardon Art y Selecciones Ilustradas, muchos profesionales tuvieron que buscarse la vida fuera de nuestras fronteras, en países como Alemania, Italia, Reino Unido, Francia, Holanda o los Estados Unidos.

Entre esos autores recordamos a José Ortiz, Miguel Quesada, José Lanzón, Luis Bermejo, Pepe Moreno, González Alacreu, Vicente y Eduardo Vañó, Rafael Boluda, Manuel Benet, César Álvarez “Zésar”, Pedro Martinez y otros. En aquella “movida” tuvieron su importancia los Salones del Cómic y la Ilustración que se celebraron en Valencia auspiciados por el Club DHIN cuyo primer presidente fue Lanzón. De la época de la llamada “Nueva Escuela Valenciana” (expresión un tanto discutida), especialmente viene a mi memoria la figura de Miguel Calatayud una especie de alma máter de un grupo de jóvenes dibujantes compuesto por Sento Llobell, Daniel Torres, Mique Beltrán, Micharmut y Manel Gimeno, deseosos de poner en práctica nuevas ideas.

“La crisis de los noventa” recoge los problemas provocados en el sector por la invasión de otras publicaciones, en especial del manga y las relacionadas con los superhéroes, lo que no fue óbice para que aparecieran otras de corte nacional que dieron cobertura a la obra de autores como Paco Roca, Rafa Fonteriz, Ana Miralles, Sergio Bleda, Miguel Angel Giner, Cristina Durán, Ramón Marcos, Cesar Tormo, Josep de Haro, Lalo Kubala, Nacho Casanova, Jaime Brocal Remohí, Rafa Marín, Salvador Larroca, , Pedro Zarco  y  los del colectivo “7 Monos” con Jordi Bayarri, Sergio Córdoba, Manuel Bartual, Victor Santos, Manuel Castaño, Jesús Huguet y Juan Pedro Quilón.

Para acabar llegamos al periodo que abarca desde el año 2000 hasta nuestros días; es “El Siglo XXI”, un periodo que se estrena con la entrega por el Ministerio de Cultura, de la Medalla al Mérito de Bellas Artes a Miguel Quesada , pero que nos no retrotrae ni por asomo  a la época dorada ni aclara la difícil situación en la que está inmerso el sector pero que, aún así, resulta positivo (hasta se puede hablar de un cierto renacimiento) para los intereses valencianos, en parte, por la cantidad de premios con los que han sido galardonados muchos de los artistas de esta tierra (los nacidos aquí y los de adopción) y su obra.

Importantes premios otorgados por los distintos Salones del Cómic y por Asociaciones vinculadas al tebeo, sin descartar los que han caído a nivel nacional, incluidos dos premios Goya. También han sido los años de la apertura de “Futurama” y la creación, por un grupo de valencianos, de la AACE (Asociación de Autores de Cómic de España) y de la Asovalcon (Asociación Valenciana de Cómic) que ha propiciado la celebración en Valencia de las Jornadas del Cómic y ha colaborado en la puesta en escena de un documental sobre el género titulado “Héroes del tebeo valenciano”, del que es autor Quico Díaz. También ha sido el tiempo de grandes exposiciones como fueron entre otras “Tebeospain” en 2003, “Los tebeos valencianos” en 2007, y “Un siglo de tebeos” en 2013 que tuvieron lugar en la Biblioteca Valenciana.

Hubo otras exposiciones interesantes especialmente en el MuVIM, en el recinto de Las Naves y en la sede de la APIV. Este siglo igualmente ha sido el de la puesta en marcha del micro mecenazgo (crowdfunding) y de las publicaciones online principalmente por cuenta de Jordi Bayarri. De la invención por parte de Paco Roca, del llamado cómic social y de la oferta de fanzines como “Argh!” de Elfélix y Jorge Parras y el “Usted” de Esteban Hernández.

Del buen hacer, en casa y en el exterior, de Salvador Larroca, (Premio Eisner), Sergio Bleda, Paco Roca, Rafa Fonteriz, Daniel Torres, Victor Santos, Miguel Calatayud, Jaime Brocal Remohi, Carlos Ortin , Francisco Ruizgé, y la del incombustible José Ortiz de la mano de Bonelli en Italia, y también de Miguel Angel Giner, Ramón Marcos, César Tormo, Calpurnio, Lalo Kubala, Nacho Casanova, Sergio Córdoba, Manuel Bartual, Jesús Huguet, Pedro Zarco, Sento Llobell, Carlos, Ortín, Max Vento. Pablo Auladell, José Fonollosa, y otros. De igual manera está siendo el tiempo de las chicas que dibujan: Ana Miralles, Ana Juan, Cristina Durán, Lola Lorente, Mireia Pérez, Enkaru, María Herreros, Lydia Sánchez y Ana Oncina.

De determinadas editoriales como Edicions de Ponent, de Paco Camarasa, Media Vaca de Vicente Ferrer y de otra que nos vino del norte: Aleta Ediciones de Joseba Basalo. De la publicación de importantes obras de consulta como son: “Clásicos en Jauja” (premio Yellow Kid)  y “Tragados por el abismo” de Pedro Porcel y “Viñetas a la luna de Valencia” de Álvaro Pons, Pedro Porcel y Vicente Sorni). De la incorporación del día del cómic gratis, de la Valencia Webcomicón, de la recuperación en 2007, por José Sanchis, de los derechos sobre “Pumby” y de la puesta a punto de “Tenderete” festival de la autoedición gráfica y sonora que incluye ilustración y cómic.

Aparte la obra recoge 45 entrevistas realizadas a los siguientes autores: Adrián Bago, Manuel Bartual, Jordi Bayarri, Mique Beltrán, Manuel Benet, Sergio Bleda, Rafael Boluda, Burguitos, Miguel Calatayud, Calo, Calpurnio, Enrique Cerdán, Sergio Córdoba, Cristina Durán, Miguel Ángel Giner, Elfélix, Enkaru, José Fonollosa, Rafa Fonteriz, Manel Gimeno, María Herreros, Jesús Huguet, Lalo Kubala, Salvador Larroca, Sento Llobell, Alberto Marcel, Ramón Marcos, Micharmut, Ana Miralles, Ana Oncina, Ortifus, Jorge Parras, Miguel Quesada, Vicente Ramos, Paco Roca, Arturo Rojas de la Cámara, Lydia Sánchez, Victor Santos, Cesar Sebastián, José Tomás, Daniel Torres, “Che”, Max Vento, Paco Zarco y “Zésar”.

El libro acaba con una serie de páginas dedicadas a “Las tiendas especializadas de la Comunidad Valenciana” escrito por María Lapiedra Benavent, a “Eventos” de la que es autor Carlos Ciurana, a “Las webcómics”, de Ricardo Engrá  y a “La Biblioteca Valenciana y el tebeo” .escrito por Miguel Muñoz y Charo Tamarit.

José María Varona “Che”
Junio 2015

FOTO: Carlos Ciurana.
__

martes, 12 de mayo de 2015

José Ortiz y los premios AACE

José Ortiz, nacido en Cartagena en 1932,  fue uno de los grandes maestros del tebeo español  por lo que no es extraño que recibiera en vida numerosos premios: El de la Warren al mejor dibujante,  el Paparajote de Oro, el Diario de Avisos, los Haxtur  en Gijón, el Oso de Oro del Salón Internacional del Tebeo de Madrid; el Gran Premio del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, y el de Asociación Valenciana de Cómic entregado en San Miguel de los Reyes y el último –a título póstumo- el de la AACE a toda una carrera, que se  le entregó a su viuda (al tiempo que se premiaba también a Jordi Bayarri y Juan Royo) el 17 de abril del año en curso en el 33 Salón del Cómic de Barcelona.
Ortiz siendo todavía un niño estuvo vinculado a la revista Chicos, que era todo un referente para los dibujantes nacidos en los años 30, a la que los aficionados de la época, podían enviar sus dibujos que “Chicos” seleccionaba en función de la calidad; al chaval que más dibujos se le publicaban en un año se le premiaba. El premio consistía en ilustrar un guión de otro aficionado especializado en esa otra faceta; José Ortiz consiguió el premio “Chicos” con 16 años: Para un muchacho de esa edad ver  por fin publicado uno de sus trabajos significaba todo un acontecimiento. A partir de ese momento me lo imagino dándole vueltas a su cabeza pensando en mil proyectos, que le llevaran a la vida profesional; me lo imagino enviando sus viñetas desde su Cartagena natal, a las editoriales que sonaban en aquel instante, entre ellas a la Editorial Maga, fundada por la familia Gago,  en donde el asesor artístico era Miguel Quesada –otro fuera de serie- que terminó por apreciar la calidad del trabajo recibido. Los de Maga, aparte de otros ensayos,  acabaron por enviarle un primer guión de la obra “El Espía” que resolvió de forma satisfactoria, lo que dio paso a una nueva serie que le asignaron en exclusiva, titulada “El Capitán Don Nadie”. La colaboración se fue consolidando lo que animó a Ortiz a trasladarse a Valencia en 1951, con la idea de conocer personalmente a las gentes de la Editorial Maga, y en especial a Quesada, del que creía que era un señor mayor en lugar de un joven como él del que se hizo amigo; salieron y se relacionaron; una situación que se mantuvo en el tiempo incluso después de formar sus respectivas  familias. Por aquel tiempo José Ortiz participó en el alquiler de un estudio en la calle Palleter, que también llegó a ser compartido por  Leopoldo Ortiz su hermano, Miguel Quesada, Luis Bermejo, Vicente Ramos, y Leopoldo Sánches que igualmente colaboraron con la Maga.
La relación con Maga se amplió en el tiempo pero José Ortiz necesitaba nuevos horizontes por lo que entró en contacto con Toray y Bruguera,  y más tarde, con la Agencia Bardon Art que llevó su trabajo a Italia, Reino Unido y los Estados Unidos. La colaboración con el Reino Unido se mantuvo durante treinta años: su personaje más conocido en aquellas tierras fue Carolina Baker. A principios de los 70 y de la mano de Selecciones Ilustradas de Toutain, realizó la serie “Los mitos del Oeste” para el mercado norteamericano en donde su trabajo se hizo notar en especial en el periodo de colaboración con la Warren Publishing para los que llegó a poner en escena  Vampirella, su personaje más conocido. Los de esta editorial tenían a Ortiz en la mayor de las estimas, lo consideraban un profesional muy completo y dijeron de él cosas hermosas y no tuvieron inconveniente en concederle en 1974 ( el Best AllAround Artist) el premio al mejor dibujante. La colaboración de Ortiz con el Reino Unido y con los Estados Unidos -especialmente en el periodo de la Warren- estuvo fuera de lo normal. En esos países, a José, se le consideraba uno más de casa, de ahí que hicieran todo lo posible por llevárselos poniendo a su disposición vivienda y las condiciones que hicieran atractiva la vida, para él y los suyos, en el país de acogida; ellos prefirieron continuar en España. De nuevo apareció Toutain para el que dibujó “Tarzán”, “El hijo de Tarzán” y “El cuervo”.
En los años 80, entra en contacto con Antonio Segura (1947-2012) con el que inicia un periodo de fructífera colaboración que no cesaría hasta el final de sus días, con la puesta en escena de aventuras de personajes emblemáticos como fueron Hombre, Burton y Cyb y Tex Willer. Antonio Segura era un señor muy imaginativo, como bien pudo demostrar  en su no muy larga vida, pero con menos  idea de cómo desarrollar un guión. La presencia de Ortiz fue fundamental, sobre todo en esa primera etapa de relación con el guionista.

Respondiendo a la llamada de Sergio Bonelli, que no paró hasta conseguir su colaboración,  José Ortiz, en los 90, se incorporó al mercado italiano que no abandonaría hasta el final de sus días en 2013. Bonelli puso en sus manos, entre otras,  las aventuras de su personaje más querido–que siempre habían dibujado los mejores- llamado Tex Willer  , cuyas hazañas hemos podido disfrutar en España gracias a las recientes ediciones en español, de Aleta Ediciones.
José María Varona “Che” Mayo 2015
Fotos de Carlos. Foto 1) Tresancoras, Ulises y Che. Foto 2) Jordi Bayarri, Vicenta Pérez Vda. de J. Ortiz y Juan Royo.--

viernes, 1 de mayo de 2015

Salón del cómic de Barcelona 2015

Un año más, la AACE estuvo presente en el más importante evento comiquero del año, en un stand ubicado muy cerca del callejón de los artistas, donde pudimos mantener interesantes charlas entre profesionales y aficionados. Fue también en el stand donde nos grabaron para el documental donde hemos puesto nuestro granito de arena en el micromecenazgo, Vivir para dibujar, dibujar para vivir.

Como ya anunciamos en su momento, tuvo lugar la entrega de premios AACE, cuyos premiados fueron Jordi Bayarri, Juan Royo y José Ortiz.

Os dejamos algunas fotos del evento, por Vicenç y Carlos.





jueves, 30 de abril de 2015

Exposición de Miguel Fuster en Barcelona


En la Facultad de Bellas Artes de Barcelona y hasta el 15 de Mayo, se podrá visitar una exposición del dibujante de cómic Joan Fuster con originales de diversas disciplinas. ¡No os lo perdáis!

Foto: Universitat de Barcelona.
--

jueves, 23 de abril de 2015

Paracuellos en inglés


Uno de los tebeos más importantes del cómic español, Paracuellos, de Carlos Giménez, será publicado en Estados Unidos por IDW.
--

domingo, 12 de abril de 2015

Fallece Jordi Macabich


Nos enteramos a través del blog de Francisto Ortiz de la muerte del dibujante de cómic Jordi Macabich. Nuestro más sentido pésame a amigos y familiares. Descanse en paz.
--

Sugoi Ediciones comienza a publicar los pequeños trabajos inéditos del maestro Jan



El conocido creador de Superlópez no ha publicado todo lo que ha querido ¡sino lo que le han dejado! 
En su dilatada carrera han sido muchas las obras y proyectos rechazados por distintas editoriales, y ahora Sugoi Ediciones las recupera. 

Historietas cortas autoconclusivas, en su mayoría coloreadas para la ocasión, que se editarán en formato grapa (dada su corta extensión) en distintos tamaños, comenzando con un bonito relato de la escritora catalana María Dolors Alibés i Riera (1941-2009), que escribió más de cuarenta libros para niños, adaptado por Jan al cómic:''Aventuras y desventuras de una mosca de Sabadell'', que ya está a la venta desde la página web de la editorial.

http://sugoiediciones.com/mosca.htm

--

martes, 31 de marzo de 2015

X PREMIO DE BANDA DESEÑADA “CASTELAO”


La Diputación de A Coruña hace públicas las bases del X PREMIO DE BANDA DESEÑADA “CASTELAO”, con un premio de 6.500 euros. Las bases de participación, aquí.
--