viernes, 9 de julio de 2010

Joann Sfar, mas que un dibujante

Por J. M. Varona “Che”

Joann Sfar no es solo uno de los más prestigiosos autores de cómic francés del momento, si no que también es un reconocido guionista entre otras cosas, y probablemente no habríamos tenido la oportunidad de estar con él en Valencia, si no hubiese sido por la presentación -dentro de las actividades de Cinema Jove-, de la película Gainsbourg (Vida de un héroe) dirigida por él y que ha sido un éxito en Francia. En España, dicha película, se estrenará durante este mes de Julio.

Joann se presentó en Valencia y desde el primer momento mostró interés por tener un encuentro con los aficionados al tebeo en general y en especial con los que ya conocen su obra, cosa que por fortuna pudo tener lugar días pasados, en la librería especializada Futurama de la mano de Álvaro Pons que actuó como moderador.

En primer lugar Pons hizo el panegírico de Sfar citando a continuación los títulos de varias de las obras en las que ha intervenido como son: Les aventures d´Ossour Hyrsidoux, Petrus Barbygère, Paris-Londres, Les dossier du professeur Bell, Petit Vampire, Les olives noires, El gato del rabino, El principito y El minúsculo mosquetero entre otros. A preguntas de Álvaro, Joann contestó que al igual que habían hecho otros, a él le habían entrado ganas de hacer una película, agregando que en el cine tienes la ventaja de poder mostrar cosas que no se pueden poner en un cómic, y que lo haces para un señor que tiene oportunidad de estar sentado dos horas para verlas y pensar sobre ellas. Si embargo él prefiere el cómic –es su pasión- porque en la realización de una historieta hay más libertad; por ello aseguraba, que nunca dejaría el tebeo por el cine porque lo suyo, lo que le gusta, es contar todo tipo de historias pero con dibujos.
Añadió que cuando se llevan 20 años, como él, haciendo tebeos estás en condiciones de introducir cambios en las historias que te inventas –no necesariamente basadas en la lógica- aún a riesgo de tirar mucho de lo que haces porque lo permite esa libertad de la que hablaba antes. Le gusta pensar en los personajes que son como actores que pueden volver a aparecer en otro sitio; realmente van pasando de un libro al otro; van cambiando de una serie a la otra. Joann Sfar como profesional tiene varias facetas –en especial guionista y dibujante-, lo que le permite relacionarse con otros cosa que le agrada en gran manera, porque a él, siempre, le ha gustado trabajar acompañado, en particular con los grandes, lo que a su vez, es algo grande también. No es consciente de estar haciendo algo nuevo, algo diferente, porque a él le siguen gustando los viejos tebeos. Por su parte, piensa que habrá hecho unos 200 cómics y todavía sigue sin terminar de saber como los ha hecho. Aseguraba que en este momento se realizan pocos tebeos para niños, lo que no es su caso porque a él le gustan los niños, y todo lo que ellos piensan sobre los temas más variados. Cuando hace historias infantiles se ve como un niño; le gusta ponerse a la altura del niño. Al hacer El principito se le acercó su hijo que también tenía sus preferencias; al final la historia quedó en algo entre un padre y su niño.-La serie La mazmorra de cuyo guión –junto a Lewis Trondheim- es autor, de alguna forma está vinculada a Valencia; por allí aparecen las fallas, la horchata y otras cosas. Dijo que su próxima obra versará sobre Marc Chagall pintor francés de origen judeo-ruso; y en cuanto al cine piensa hacer algo nuevo, pero esta vez será sobre princesas.

Al final tuvo lugar la clásica firma de ejemplares que estuvo concurrida. En manos de los aficionados pude ver álbumes de El principito, Petrus Barbygère, El gato del rabino, Klezmer, El minúsculo mosquetero y algunos cuadernos de La mazmorra.

Joann Sfar nació en Niza el 28 de agosto de 1971, de padre sefardita y madre askenazi, se licenció en Filosofía, también estudió Bellas Artes en la Escuela Superior de París; entró en el estudio de Pierre Carron. Hizo dibujo desde que era un niño; pasado el tiempo empezó a trabajar para la Editorial Delcourt y para la editorial de cómic independiente L´Association. Inició su andadura profesional en 1994 con el álbum Les aventures d´Ossour Hyrsidoux y desde entonces no ha parado de poner en escena docenas y docenas de cómics en los que ha intervenido como dibujante o como guionista. Sfar ha recibido premios de distinta procedencia y ha sido nominado para muchos más. Habla un buen español; probablemente por la influencia de la cultura sefardita que heredó de su padre.

(En la foto de arriba podemos ver a J. M. Varona “Che”, Alvaro Pons y a Joann Sfar)
--

1 comentario:

Juan Royo dijo...

vaya trío de ases!!