viernes, 23 de abril de 2010

Cronica Del I Salón Internacional Del Cómic De Navarra

Por Alvaro Muñoz.

Las historietas son cultura para todas las edades.
Del 8 al 11 de abril tuvo lugar en el ilustre Palacio del Condestable de Pamplona el Primer Salón Internacional del Cómic de Navarra, un nuevo evento historietístico a tener en cuenta para futuras ediciones entre los que salpican el territorio nacional.

Exquisitamente organizado por los chicos de Tiza (Asociación para la promoción del cómic), Christian Rodríguez, Jorge Esteban y Ruperto Mendiry, este Salón, muy alejado de los objetivos mercantilistas de otros con más solera, para esta primera edición se optó por centrarse exclusivamente en montar distintas actividades culturales, que en mi opinión lo acercaban más a lo que suele entenderse por unas "jornadas" del cómic.

El lugar elegido para ello fue el Palacio del Condestable, un imponente edificio rehabilitado que mezcla con muy buen gusto la piedra y madera y disposición clásicas con el hormigón, acero y diseño modernos.

Aunque las fechas oficiales del evento eran las habituales de jueves a domingo, ya desde casi un mes antes, el edificio se fue inundando progresivamente de exposiciones sobre cómic. Así los residentes de la ciudad pudieron disfrutar tranquilamente, en una cuidada presentación, de sendas retrospectivas a la obra de Quino y Oroz, una exposición fotográfica sobre la relación del cómic con Bruselas, y ya exclusivamente durante los días del Salón una exposición para admirar los increíbles grises por ordenador de Pascual Ferry, otra con las intensas planchas de "Hate Jazz" de Horacio Altuna y Jorge Gonzalez, y un par muestras más de autores variados, "Miña terra Galega" centrada en autores gallegos y "Autores Invitados" en que se presentaba brevemente la vida y obra de todos los autores que pasaban esos días por allí.

El invitado estrella, y encargado de la realización del cartel promocional, fue Howard Chaykin, autor americano de importantes obras como American Flagg, Black Kiss, The Shadow y muchísimas más. Siempre acompañado de su mujer, el insigne autor de fama internacional se declaraba enamorado de la comida y cultura española de la que demostraba bastantes conocimientos, hablando pequeñas frases en castellano y dando recomendaciones a sus colegas extranjeros sobre los mejores platos a degustar entre la rica y variada cocina española.

De los invitados españoles el campanazo lo dio Joaquín Reyes, el famoso humorista de Muchachada Nui y la Hora Chanante, en una conferencia a reventar de público.
Entre las diversas actividades hubo varias conferencias, mesas redondas y tertulias abiertas girando siempre sobre mundo de los comics. En el amplio auditorio se realizó una actuación de música en directo a cargo de la banda de músicos del Conservatorio Superior de Música de Navarra para acompañar las proyecciones del álbum "Hate Jazz", ganadora del I Premio Tiza a la obra más innovadora. Los autores, Horacio Altuna y Jorge González, comentaban entre pieza y pieza diferentes aspectos de la concepción e intenciones de su impactante obra.
De la ágil mano de Roberto Flores hubo caricaturas en directo gratuitas para todos los visitantes que lo solicitaron y también se organizaron sesiones de firmas y revisión de portafolios con profesionales consagrados.

La AACE asistió para impartir unos talleres sobre la "Creación de Cómics", con total éxito de participación con más de 15 alumnos de todas las edades. De la mano de Julio Martinez "Mart" y sus sabias palabras, los asistentes, en un par de clases de dos horas, aprendieron todos los pasos básicos para la creación de una historieta corta. Desde el diseño de personajes, la creación del guión, la importancia de la documentación, pasando por la planificación de la página y algunos consejos sobre entintado. Por mi parte no pude resistirme, en un pequeño descanso, a echarles la charla sobre la importancia de los derechos de autor en esta era de globalización y a comentar el paupérrimo panorama nacional editorial.
También tuvimos un pequeño espacio en el recinto para la AACE donde dejar varios ejemplares para consulta de nuestro anuario de la historieta y también ofrecimos información sobre nuestra labor a varios autores de la zona y gente interesada, y hasta nos encontramos con algún socio que pasaba por allí.

Los medios de comunicación locales se volcaron en el evento, dedicando por ejemplo los periódicos una media de dos páginas cada día referidas a las actividades del Salón. Así, era habitual ver fotógrafos y cámaras de video dentro del edificio dejando constancia de la mayoría de actividades.
La gente respondió favorablemente a todo este esfuerzo colectivo, y durante esos días se constató una gran afluencia de público de todas las edades, que se daban una tranquila vuelta por el recinto deleitandose con la multitud, variedad y calidad de las exposiciones, asistiendo a alguna charla o actividad y llevandose un cachito de cultura y buen gusto en sus corazones.

A modo de anécdota personal, comentar que en estos salones "pequeños" algunas de las relaciones más fructíferas se producen durante las comidas y cenas multitudinarias en que nos reúnen a todos los autores invitados. En esta ocasión nos dio pie a conocer de primera mano el honesto humor de Howard Chaykin, a charlar desenfadadamente con representantes de Planeta y Glenat, a contrastar las tesis de Marika Vila sobre su interesante estudio sobre el cómic femenino en España, a hablar con el catedrático Jordi Ojeda sobre la necesidad de difusión y revalorización de la historieta y a cambiar impresiones sobre el asociacionismo con el antiguo presidente del APIV, entre otras muchas otras conversaciones interesantes que mantuvimos esos días.

Mi impresión general fue de cuidada elegancia en todos los aspectos del evento, con gran respeto por los cómics y sus autores. Un paso en la dirección correcta hacia la difusión del cómic y su justa equiparación con otras disciplinas artísticas. Así que esperamos que repitan la hazaña el año que viene, para poder pasar otro puñado de días inolvidables en la preciosa ciudad de Pamplona rodeados de cómics.

Enlaces: www.tizacomic.com

--

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen reporte, Álvaro. Yo estuve por ahí fundamentalmente en la revisión de portafolios (fue muy agradable que Harry Markos me diera su sincera opinión sobre mis proyectos)
La verdad es que el salón ha sido un soplo de aire fresco en esto del cómic en Navarra, donde no abundan los espacios de encuentro para los amantes de este arte.
Un saludo!

Peio Soria

Juan Royo dijo...

enhorabuena!