lunes, 30 de abril de 2007

El Tebeo valenciano en el Salon del Comic de Barcelona.

Por J. M. Varona “Ché”
Fotos Sebas
El Salón Internacional del Cómic de Barcelona acaba de cerrar sus puertas, y con él, también se clausuró la Exposición que sobre el tebeo valenciano, se había instalado en el recinto del citado Salón por ser la Comunidad Valenciana la invitada de este año.
La exposición ocupaba algo más de 150 m2 en un recinto prácticamente cerrado de forma cuadrangular, formado por una especie de empalizada compuesta por tableros de unos dos metros de alto, en los que –en la parte exterior-, se reproducían una selección de dibujos de determinados autores -del pasado y del presente-, que habían desarrollado o todavía desarrollan, su labor en esta tierra. Allí estaban los dibujos de Gago, Vañó, Quesada, Ambrós, Lanzón, Sanchís, Rojas, Grema, Carbó, Moreno, Cerdán, Nin, Frejo, Palop, Karpa, Macías, Sento, Micharmut, Calatayud, Mique Beltrán, Torres, Paco Roca, Auladell, Miralles, Ana Juan, Pallarés, Alonso y muchos otros.

La parte delantera daba a uno de los grandes pasillos del Salón y estaba adornada con un gran mural (flanqueado por dos entradas), en el que aparecían representados una serie de héroes del tebeo editado en la Comunidad Valenciana. También a la derecha, una gran lista con todos aquellos profesionales, que de una forma amplia, menos amplia o fugaz, hicieron realidad la llamada Escuela Valenciana del Tebeo. Dentro se habían instalado vitrinas con tebeos y también una serie de espléndidos paneles con tebeos y dibujos -protegidos por láminas de metacrilato- realizados por los dibujantes que más han destacado en dicha Comunidad. El primero de estos paneles estaba dedicado a los años 30 con portadas de Los Chicos, Niños, KKO, Meñique y Perragorda, asimismo de las revistas La Traca y La Chala. También aparecía por allí, la cubierta de unos de los fascículos de “Ultus El Invencible”, un personaje dibujado por Pertegás que en su día lanzó la Editorial Guerri. En el siguiente, se exhibían portadas de diferentes cuadernos de aventuras publicados por la Editorial Valenciana en los años 40, las cuales fueron realizadas por José Grau, Manuel Gago, Pertegás, Edmundo Marculeta, Eduardo Vañó y Corral. Después, aparecían varias de la serie de “Roberto Alcázar y Pedrín” ilustradas por Eduardo Vañó. En otros de los paneles se exponían portadas de los tebeos creados por Manuel Gago: “El Hombre de Piedra”, “El Libertador”, “El Pequeño Luchador”, “El Espadachín Enmascarado” etc. A continuación pudimos admirar otro panel dedicado exclusivamente al personaje clave de Manuel Gago: “El Guerrero del Antifaz”. En el año 1944 se inició la publicación de JAIMITO (que tuvo unos cuarenta años de existencia), lo que dio motivo para que en el siguiente panel, aparecieran portadas e historietas a las que dieron vida Soriano Izquierdo, José Sanchis, José Palop, Alamar, Karpa, Serafín, Pertegás y algunos más. En otro, se exhibían las de Emilio Frejo, Matías Alonso, Luis Bermejo, Serchio, Jesús Liceras, José María Ortiz y Ayné, y también, el especialmente dedicado a las revistas para niñas como Mariló, con ilustraciones de José Luis Macías, Emilio, Vicky y José Grau. Un nuevo panel hablaba de PUMBY y José Sanchís el creador del personaje, e igualmente de aquellos, que como Rojas de la Cámara, Carbó, Cerdán, Sifré, Nin, Palop, Karpa etc., colaboraron de forma asidua en dicha publicación. No faltaron tampoco las portadas y páginas creadas por Miguel Quesada con personajes como “Toni y Anita” y “Pequeño Pantera Negra”, las de Serrano, Ramos, Herrero, Catalá y López Blanco; tampoco, las correspondientes a la Editorial Maga creada en Valencia por los familiares de Manuel Gago. En otros paneles se citan los años difíciles por culpa del cierre de las editoriales, que obligaron a muchos autores a desarrollar su labor fuera de España. Igualmente fue nombraba la época de los fanzines y la llegada de aquellos dibujantes que como Sento, Micharmut, Calatayud, Mique Beltrán, Torres y Gimeno, hicieron posible la llamada Nueva Escuela Valenciana, comentando a continuación la entrada en escena de las revistas de los 80 que como CAIRO (en la que colaboraron ilustres artistas valencianos), revolucionaron de alguna forma el panorama editorial. Asimismo se hizo mención a la vuelta del exilio, con páginas de Brocal Remohí y José Ortiz que tanto éxito tuvieron en los Estados Unidos, y a los nuevos autores del inicio de los 90 con dibujos de Ana Miralles, Carlos Ortín, Ana Juan y Ramón Marcos, todos pertenecientes a una nueva generación de jóvenes que sin obviar experiencias anteriores, y ya sin temor, articularon su labor en revistas como Madriz o Marca Alme.
En otros paneles se citaban a las nuevas editoriales que como General Ediciones, cosecharon éxitos por primera vez después de la caída de otras editoriales, en especial de la Valenciana. En la General colaboraron nuevos valores como Juan Puchades y Rafa Fonteriz. Tampoco se olvidaron en la exposición del nuevo exilio valenciano, que llevó de nuevo a dibujantes como Ana Miralles, Salvador Larroca o Rafa Montariz, a trabajar fuera de nuestras fronteras. Nombraban el caso particular de Sergio Aragonés hoy solidamente instalado en los Estados Unidos. Se continuó hablando del regreso de los fanzines que como “Kovalsky Fly”, “Mirando el Tren” o “Come Vacas”, sirvieron para que muchos jóvenes ilustradores encontraran la forma (la única) de ver publicadas sus creaciones; se citaba a Nacho Casanova, Oliveira Dumas y a Carlos Maiques.
Más adelante, no faltó la referencia a Edicions de Ponent nacida a mediados de los 90 con vocación de ruptura vanguardista, en la que colaboraron Sento, Micharmut, Ana Juan, Pablo Auladell y Rafa Fonteriz entre otros.
En el siguiente panel se comentaba lo de “la vuelta de los fanzines del final de siglo: El paso a la profesionalidad”, en las que éstos, poco a poco y abaratando costes, terminaron por convertirse en cuidadas revistas que se editaron, y se editan, en imprentas gracias a colectivos como “7 Monos” o “Epicentero” y al esfuerzo de dibujantes de la categoría de Victor Santos, Sergio Córdoba, Manuel Bartual y Manuel Castaño. Hubo una cita especial para Aleta, una editorial consolidada en Valencia, que apostó por la vuelta del tebeo popular de siempre y en la que colaboraron Angel Muñoz, Víctor Juan, Pedro Quilón, Jordi Bayarri o Jesús Huguet.
A continuación y para acabar, se expusieron una serie de paneles que hablaban de Los Autores del Siglo XXI, con dibujos de Calo y Juaco Vizuete; también de otros realizadores que a partir de los 90 comenzaron a desarrollar su labor -en primer lugar-, fuera de nuestras fronteras (el nuevo exilio); tal es el caso de Sergio Bleda y Francisco Ruizgé que iniciaron su andadura profesional trabajando para los Estados Unidos y Francia. Se hizo especial mención a Salvador Larroca, en este momento uno de los dibujantes más valorados en USA. Otros que también han hecho cosas para fuera son: Rafa Fonteriz, Sergio Meliá y Paco Roca. Se habló igualmente de otros autores que como Pallarés y Lalo Kubala trabajan para España.

La exposición ha sido todo un éxito; fue muy visitada por un público aficionado que alabó la cuidada instalación del conjunto y el contenido de los paneles con sus dibujos y textos. Los comisarios de la citada exposición fueron Paco Camarasa, Álvaro Pons y Pedro Porcel. De la instalación se encargó el ilustrador Sento Llobell. Fué subvencionada por la Generalitat Valenciana y la CAM.

1 comentario:

Antonio dijo...

Por vivir en un sitio tan apartado del Salon del comic como Cádiz no he podido asistir a esta exposición, pero estaría interesado en saber cómo conseguir folletos y fotografías, especialmente del panel dedicado al Guerrero del Antifaz, de esta exposición. Si alguien puede proporcionarme dicha información le estaría muy agradecido.